Consejos de seguridad para la conexión de los equipos.

Antes de utilizar la luminaria con enchufe eléctrico, hay que asegurarse de su perfecto estado. No deben utilizarse cables dañados, clavijas de enchufe rotas.

Para desconectar una clavija del enchufe eléctrico, hay que tirar de ella, nunca del cable de alimentación. No se deben manipular sobre instalaciones ni aparatos eléctricos cuando accidentalmente se encuentran mojados o húmedos, o con las manos o pies mojados.

Los equipos que requieran una toma de corriente con conexión a tierra, deben conectarse siempre a una toma de estas características.

Jamás deben conectarse mediante alargadores, prolongadores, adaptadores o tomas múltiples en las que no se mantenga la continuidad de esta toma de tierra.

Tener en cuenta la tensión de operación del equipo.

Es recomendable no ubicar equipos eléctricos dentro de zonas donde exista riesgo de proyección de agua, tales como baños o lavaderos. Está totalmente prohibida su instalación dentro bañeras o duchas.

En caso de avería o incidente eléctrico la primera medida que se debe adoptar es cortar la corriente. A continuación, debe ponerse lo ocurrido en conocimiento del responsable lo sucedido. El aparato averiado tiene que quedar fuera de uso (consignado) hasta su reparación.